¿Las FARC, especie en vía de extinción?

Por: Nathan Jaccard

Los contundentes golpes que han sufrido las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el 2008 han puesto a muchos colombianos a imaginarse un país sin guerrilla. La realidad es mucho más complicada.

“El que hable de paz en Colombia, está mal”, dice Mauricio Parra, con ese tono banal y altanero que dan 17 años de militancia armada en las FARC, la guerrilla más vieja y feroz de América Latina. Con sus ojos brillantes, desafiantes, narra su huida de una muerte segura en el frente 16 de las FARC en septiembre del 2007 por problemas con su comandante, cuenta su tambaleante vuelta a la vida civil y sobretodo, deja claro que las FARC están lejos de la derrota.

El 2008 ha sido el peor de los 44 años de historia de las FARC, la organización guerrillera parece estar acorralada. Un tono triunfalista domina el gobierno del presidente Álvaro Uribe, que prometió en su campaña del 2002, “mano dura” contra los insurgentes. El ministro de defensa, Juan Manuel Santos, en una alocución el martes pasado, se ufana de presentar “los más grandes logros en la historia de la lucha de nuestra Fuerzas Armadas contra el terrorismo y el crimen organizado”.

Es verdad que durante los seis años que Uribe lleva en el poder, el gobierno ha combinado un gasto militar sin precedentes, con un aumento radical de las tropas y un fuerte trabajo de inteligencia y recompensas. Según la Contraloría General, el presupuesto de las Fuerzas Armadas en Colombia entre 2001 y 2007 representó en promedio el 4,7% del PIB cifra muy por encima del promedio del continente, que en el mismo periodo de tiempo se ubicó en 1,6 por ciento. Se prevé que la inversión militar para el 2008 alcance 18,4 billones de pesos, 20% más que en el 2007.

Esta carrera armamentista ha dado excelentes resultados al ejército colombiano. En menos de seis meses, las instancias dirigentes y la moral de las FARC se han visto golpeadas sin piedad, quitándole capacidad bélica y política a la guerrilla.

El 1 de marzo el gobierno mató a Raúl Reyes, canciller de las FARC y miembro del secretariado, la instancia dirigente de la organización, en un bombardeo a su campamento en Ecuador. La acción provocó las más vivas reacciones de los países de la región y graves tensiones con Ecuador y Venezuela, los vecinos más directos de Colombia. Pero sobretodo, demostró que Uribe está dispuesto a cualquier cosa con tal de acabar con la guerrilla.

El 3 de marzo, Iván Ríos, otro miembro del secretariado, fue asesinado por uno de sus propios hombres, Pablo Montoya, alias Rojas, que reclamó la recompensa de 2400 millones de pesos (1,4 millones de dólares). Como en una mala película de vaqueros, alias Rojas se presentó a una base del ejército con la mano de su jefe, una macabra prueba que confirmaba su acción. El episodio evidenció las divisiones que sufre la guerrilla y la actitud “sálvense quién pueda” de algunos de sus miembros.

El marzo negro de las FARC se clausuró con la desaparición, el 26, de Pedro Antonio Marín, alias Tirofijo, fundador y jefe natural de la organización, en la insurgencia desde los años cincuenta. A pesar de haber muerto de un infarto, la extinción de este símbolo deja un gran vacío en las FARC, creando tensiones, desorganización y zozobra.

Para rematar las debilitadas FARC, el ejército llevó a cabo la espectacular operación Jaque, el 2 de julio pasado. Infiltrando a las FARC y haciéndose pasar por una misión humanitaria, el ejército colombiano logró engañar a la guerrilla y rescatar a 15 secuestrados, entre los cuales la emblemática Ingrid Betancourt, ex candidata presidencial secuestrada en el 2002 y a tres contratistas norteamericanos que habían sido raptados en febrero del 2003. Esta operación, sin precedentes por su naturaleza en Colombia, no sólo fue importante por la liberación de los prisioneros, sino también porque en ella primó la inteligencia militar y la infiltración, no registró pérdidas humanas y ni siquiera hubo disparos.

Además de estos éxitos militares, por primera vez en años la opinión pública se ha movilizado para rechazar masivamente a las FARC. El 4 de febrero y el 20 de julio, millones de personas llenaron las calles y las plazas de toda Colombia, rompiendo todos los récords nacionales de manifestaciones.

El clima actual que vive Colombia mezcla un fuerte sentimiento triunfalista, con un tufillo nacionalista que pretende que todo marcha bien en el mejor de los mundos. Gran parte de los medios, el gobierno y la sociedad civil lanzan a los cuatro vientos la muerte de las FARC.

Los más de 10.000 combatientes activos de las FARC, las 3000 acciones armadas que han encendido a Colombia desde el principio del año y la presencia guerrillera en 24 de los 32 departamentos del país parecen no rimar con la retórica exultante del presidente Uribe.

Según Luis Eduardo Celis, analista del conflicto colombiano, “las FARC nunca han estado, ni están, ni estarán a punto de derrotar a las Fuerzas Armadas. Pero la guerrilla es un cuerpo vivo que puede reaccionar de manera muy violenta. Si se les acorrala y se les deja sin escape, se pueden volver tremendamente terroristas”.

Pese a los progresos en el campo militar, muchos críticos del gobierno de Uribe le reprochan que ha hecho muy poco para solucionar las raíces del conflicto. En Colombia, en el 2005, según Luis Eduardo Celis, 10 000 propietarios tenían 60% de las tierras y 15 millones poseían 40% de estas. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) agrega que 45% de los colombianos son pobres y 17% más viven en la indigencia. Por su parte la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC) afirmó que en el 2007 los cultivos de coca aumentaron de 27%, inyectando más combustible a la guerra.

Mauricio Parra, el ex guerrillero del frente 16, afirma, pesimista, que “Uribe no distingue a los pobres, no ha construido nada. Si ayuda en educación, vivienda, salud, las FARC tendrían una caída mucho más grande”.


Anuncios

12 Responses to ¿Las FARC, especie en vía de extinción?

  1. H.A.Castro dice:

    Debiera darse más importancia a la educación, a la reforma agraria (entendida como la redistribución de tierras entre los campesinos que las cultivan)y a la redisttribución de la riqueza favoreciendo a los máas pobres actualmente. Acompañado todo del control de natalidad.

  2. the-baxterr dice:

    Nah… Para Mi la Guerrilla No Va mas..! Pff.!!!

  3. FRANKLIN RIVERO dice:

    ME PARESE MUY BUENA LA LUCHA ARMADA PARA PODER ERRADICAR EL CAPITALISMO EN COLOMBIA Y FORTALECER LOS MOVIMIENTOS DE EL PUEBLO PARA DERROTA AL NEO FACISMO FRANKLIN RIVERO ESTAMOS EN LA LUCHA VENEZUELA

  4. FRANKLIN RIVERO dice:

    PALANTE COMBATIENTES QUE LA VICTORIA ESTA CERCA POR CIERTO NO SE VAYAN A CONFIAR EN SANTOS POR Q EL EL ES UN LACAYO DE LOS ESTADOS UNIDOS VENEZUELA

  5. todos los dias hay un pueblo sedinto de libertad y justicia colombianos todos somos hermanos. No al deramamamiento de nuestra propia sangre no a la oligarquia ni a la esplotacion de nuestra tiera por los capitalistas extrangeros´´´´´´´´´´´es mejor buscar LA PAZ

    • simon bolivar dice:

      pobres ilusos romanticones que creen que unos terroristas mansalveros y cobardes son la solucion para este pais esos hijos de puta solo queiren tomarse el poder y poner al pueblo a comer mierda como los cubanos

  6. no mas guerra si las farc no hicieran tanto daño este pais seria prospero pero salo saben sembrar minas quiebrapatas dolor para nuestros hermanos soldados y policias ,enlutando los hogares humildes de donde vienen estos heroes . entre las malditas farc y los hijueputas senadores van a acabar con este lindo pais .pobres ingenuos los que piesan que si esos perros sanguinarios llegan al poder podermedio del terror este pais seria el paraiso jajajaja solo quieren llegar al poder para someter al pueblo colombiano y seguir robando como lo hacen todos los que ally llegan vivir rico a costillas del publo y el publo trabajando para mantener a esos hijos de puta

  7. LIBERTAD dice:

    SI LA GUERRILLA TUBIERA IDEOLOGIA YA SE HABRIA NOTADO EL CAMBIO EN COLOMBIA

  8. alvarez dice:

    ya esta mas que comprobado que la guerrilla es de descendencia venezolana

  9. alvarez dice:

    el padre es Chavez, la madre es Venezuela que los cobija y proteje

  10. Si el gobierno col c preocupara mas x la fuente de empleo y x los colombianos no hubiese guerrilla la falta de empleo y un proyecto de vivienda digna mejorariamos tanta tierra que esta en manos de el estado que fueron de narco narcos poderosos c podrian otorgar a personas q la necesitan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: